• Isaac Román

¿Cómo empiezo a mejorar mi IE?

Quiero mejorar mi inteligencia emocional pero ¿por dónde empiezo?


No tengo suficiente para un curso, hice un test en el que me fue bien pero no sé cuál es el siguiente paso…


¿Te identificas con las preguntas anteriores?



La Inteligencia emocional es un concepto recurrente en los sistemas educativos, en las capacitaciones organizacionales, en las salas de terapia, los púlpitos de predicación y cualquier otro ambiente donde se reúnan o conecten personas (como en las comunidades virtuales).


Días atrás, en una de las publicaciones de nuestras redes sociales, propusimos un test básico para medir cómo estaba la inteligencia emocional de nuestros seguidores. Seguramente has hecho alguno semejante, ya sea con tu psicólogo o uno de los que se encuentran en línea. ¿Qué tal te ha ido con los resultados? ¿Tu coeficiente emocional está elevado?


Alto, bajo o promedio, lo cierto es que al hacer cualquier test uno se pregunta: ¿y ahora qué? Estoy ahí —donde sea que te indique el test— pero ¿cómo mejoro? ¿Cómo hago para elevar mi inteligencia emocional? ¿Por dónde empiezo?


Sería ideal que personalizáramos la respuesta para cada uno porque no todos estamos en el mismo punto del camino, de manera que optimizáramos el tiempo y los recursos personales para que vieras resultados más pronto; sin embargo, algunos aspectos de la inteligencia emocional son elementos constantes, lo cual significa que haberlos trabajado hoy no te exime de trabajarlos mañana; tendrás que repetirlos todas las veces y ejercitarlos como un músculo.


Por eso creo que esta guía puede ayudarte a empezar sin sentir que retrocedes y más bien signifiquen un aporte en el desarrollo de tu inteligencia emocional. Aquí van:


1. Practica expresar lo que sientes.

Dos consejos pueden ayudarte. El primero es quizá más atractivo para quienes les gusta escribir; consiste es escribir cada día lo que sientes, a manera de bitácora emocional. Esto te ayudará a definir lo que sientes.

El segundo consejo es proponerte no dejar que oscurezca el día sin haberle dicho a tu familia, compañeros o amigos cómo te sientes honestamente.


2. Mejora una relación difícil.

Enfócate en la persona con la que más te cuesta relacionarte (y que estás obligado a hacerlo). Procura hacer todo de tu parte para mejorar esa relación; no tomes personales sus comentarios, sé empático, muéstrale amistad sincera, evita centrarte en lo que los divide y encuentra los puntos en los que coinciden. Casi siempre las personas que ponen barreras están heridas y solo se están protegiendo.


3. Establece un plan de crecimiento personal.

Hay muchos planes que pueden ayudarte, obviamente te voy a recomendar el de Vida Épica (lo he probado y es realmente grandioso!!), pero lo que va a ayudarte es hacerte la disciplina de tomar algunos minutos todos los días para hacer autoanálisis, reforzar tu identidad y hacer ajustes en aquellas áreas en las que necesitas reforzar.


Todos podemos elevar nuestra inteligencia emocional y los ejercicios que requieres hacer para lograrlo son tan sencillos, baratos y comunes que es fácil dudar de su efectividad; pero una práctica constante te convencerá de los resultados. Por eso, no confundas la simpleza de los consejos anteriores con la eficacia de los mismos. A veces hemos complicado la vida y rebuscamos entre soluciones complejas cuando las respuestas siempre estuvieron a nuestro alcance.


Fuimos dotados con lo necesario para tener éxito, por eso las mejores soluciones no son las que vienen de afuera (que también nos ayudan) sino las que poseemos, las que dependen de nuestras decisiones, acciones y actitud. Si puedes invertir en algún curso de inteligencia emocional ¡adelante!, sé que puede ayudarte pero no pienses que es el único camino, lo que necesitas para empezar está en ti y puedes guiarte con los consejos que acabo de darte.


Espero que crezcas y que nunca dejes de desarrollar tu inteligencia emocional para que seas exitoso, alcances tus metas, seas feliz, tengas relaciones más saludables y constructivas y seas de inspiración para quienes te rodean.


¡Ah!, empieza hoy, no mañana…

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo