• Isaac Román

¿Motivación o disciplina?

Si la motivación te ayuda a empezar la disciplina te ayuda a continuar.


Con la motivación das el primer paso, con la disciplina sigues caminando.


Con la motivación tomas la decisión, con la disciplina la defiendes.


La motivación son las piernas que te hacen dar el salto, la disciplina son las alas que te

hacen volar.





El fruto de la motivación es la esperanza, el fruto de la disciplina es la perseverancia.


Con la motivación te levantas cuando suena el despertador, con la disciplina te levantas aunque el despertador no suene.


Con la motivación te animas a abrir la puerta, con la disciplina cruzas al otro lado.


Con la motivación te paras frente al público, con la disciplina les das el discurso.


La motivación te hace dar gracias después de un favor, la disciplina te vuelve alguien agradecido.


Con motivación aprovechas una oportunidad, con disciplina creas las oportunidades.


Cuando estás motivado cantas porque estás feliz, cuando eres disciplinado cantas aun en medio del dolor.


Cuando estás motivado buscas a Dios en oración, cuando eres disciplinado tienes una relación diaria con él.


La motivación es un momento, la disciplina es una vida.


La motivación es una forma de estar, la disciplina es una forma de ser.


La motivación está arraigada en las emociones, la disciplina se fundamenta en la razón.


La motivación te ayuda a liderar a otros, la disciplina te ayuda a liderarte a ti mismo.


Sin motivación pierdes pasión, sin disciplina pierdes credibilidad.


La motivación es el fuego que enciendes cuando cae la noche, la disciplina es la madera con la que mantienes el fuego encendido hasta que despunta el alba.


La motivación expande tu visión, la disciplina la consolida.


La motivación te pone en el camino de la transformación, la disciplina te hace soportar el cambio.


Si tienes un motivo para vivir necesitas motivación, si tienes una razón por la cual morir necesitas disciplina.


Para avanzar cuando los resultados son buenos necesitas motivación, para permanecer cuando los resultados son malos necesitas disciplina.


La motivación es un impulso, la disciplina es un hábito.


Cuando estás motivado conoces la libertad, cuando eres disciplinado aprendes a vivir en libertad.


La motivación puede venir desde afuera, la disciplina solo puede venir desde adentro.


La motivación te estimula a hacer cambios, la disciplina te cambia.


La motivación te eleva, la disciplina te enfoca.


La motivación te llena de ilusión, la disciplina te llena de realidad.


La motivación te hace soñar, la disciplina te hace concretar.


La motivación te lleva más rápido, la disciplina te lleva más lejos.


Con motivación despiertas el entusiasmo en los demás, con disciplina te ganas su respeto.


Motivación es mostrarse amable con quien te trató bien, disciplina es ser amable a pesar de cómo te traten.


Con motivación dejas de asumir nuevas deudas, con disciplina pagas las que tienes.


Con motivación lees el primer capítulo del libro, con disciplina llegas hasta el último.


Con motivación compras ropa deportiva, con disciplina la utilizas.


Con motivación empiezas la dieta, con disciplina adquieres hábitos saludables de

alimentación.


Cuando te motivan mejoras como alumno, cuando te disciplinas te conviertes en un maestro.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo