• Isaac Román

TIPS PARA EMPEZAR TU LIBRO

En el marco de la celebración del día internacional del libro, quiero compartir algunos tips para quienes sueñan con escribir su propio libro.



Cada 23 de abril, desde hace 33 años, la UNESCO promueve esta celebración con el objetivo de fomentar la lectura y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.


Quienes amamos la lectura y hemos desarrollado una cierta locura por los libros también nos hemos visto atrapados con la idea de escribir una novela, autobiografía o compartir conocimientos técnicos o profesionales a través de algunas significativas páginas. Sin embargo, soñarlo y realizarlo requieren de la construcción de un puente que una ambos extremos y que permita llegar del primero al segundo.


No quiero ser simplista pero tengo cuatro recomendaciones que son muy importantes y me han ayudado a escribir, hasta la fecha, más de ocho libros. Seguramente te gustará saber estas ideas y utilizarlas como un primer paso para iniciar. Hay mucho más que puedo compartirte, basado en mi experiencia, pero para eso diseñé un curso al que próximamente te estaré invitando a participar. Por ahora estas ideas pueden ser un impulso para empezar.


1. No termines el libro sin haberlo iniciado.

Conozco muchas historias de personas que no pasan del primer capítulo porque no deciden cómo se llamará el libro, cómo será la portada, cuánto dinero se necesita para publicarlo o si alguien lo comprará. En otras palabras, quieren terminar sin haber iniciado.

Todos esos detalles son importantes pero no permitas que te distraigan. Lo primero que tienes que hacer es empezar. Siéntate a escribir y luego definimos todos esos detalles.


2. Deja fluir las palabras.

La escritura es un espacio de liberación, es un caudal de aguas frescas que desea fluir sin que se le domine. Deja que tus ideas fluyan convertidas en palabras sin ponerles límites. La edición se hace en otra etapa.

No te detengas pensando en si todas las ideas tienen sentido o si estás dejando algo sin mencionar o incluso si no conoces el significado completo de un término. Solo sigue escribiendo y después podrás dedicarle tiempo a eso.


3. Para ser un escritor debes primero ser un lector.

Confieso que muchas veces compro un libro solo por aprender de cómo el escritor plasma su imaginación y creatividad en palabras. Sin duda, tus habilidades para escribir mejoran cuando lees.

Así que si no tienes el hábito de la lectura, ese puede ser el comienzo. Compra un libro de tu interés y hazte la disciplina de leerlo hasta terminarlo. El que sea un tema de interés hará que empieces con más entusiasmo.


4. Descubre cuál es tu mejor tiempo para escribir.

Todos tenemos “mejores momentos” para ciertas actividades. Identificar cuándo estás más creativo te dará un gran impulso para empezar tu libro porque aprovecharás las horas del día en que la imaginación fluye como un manantial. No somos máquinas (eso ya lo sabes) pero a veces nos forzamos a actuar como tales. Sin embargo, si apenas estás empezando a escribir esta recomendación te será muy útil.


El día para empezar es hoy. Verás qué sentido de valor y trascendencia se experimenta cuando pones la palabra “FIN”. Porque justo cuando escribes que es el fin realmente es apenas el principio. La escritura se convierte en parte de tu vida y no pensarás nunca en dejar de hacerlo.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo